Lactancia: Grietas en el pecho

ellabook 27/01/2014 0

Las mamas son unas de las partes del cuerpo que sufren más cambios durante el embarazo y el posterior periodo, el postparto y, por tanto, se convierte en una parte muy sensible que hay que cuidar.



Durante la lactancia, a veces aparecen grietas en los pechos y, normalmente, se producen porque el bebé mama en una posición que no es la correcta. Se nota cuando el bebé empieza a succionar y empieza en los primeros días de lactancia.

Una de las causas de la aparición de grietas en el pecho es que el bebé haya nacido con frenillo lingual corto y no tan flexible y, esta situación,  limita los movimientos naturales del bebe a la hora de succionar. El frenillo poco a poco ir´creciendo de manera natural, aunque si notas que esto no se produce, es conveniente que lo consultes con el pediatra. Otra causa de las grietas en el pecho es que el bebé haya nacido antes de tiempo y le cueste mamar.

Las grietas en el pecho suelen desaparecer en unos días, aunque si ves que supuran o tienen un poco de sangre es mejor que acudas al médico para que te examine y valore tu caso. A veces, el bebé también puede presentar una infección por hongos denominada muguet y que puede transmitirte al pecho. Si notases picazón y tus pezones enrojecidos y brillantes, debes consultarlo con el médico.

Lactancia Grietas en el pecho

Para evitar las grietas en el pecho intenta que las tomas de alimento de tu bebé no sean largas y que el/la pequeño/a no se quede dormido/a, ya que así estarás favoreciendo la humedad en la zona mamaria y, por tanto, también la aparición de las temidas grietas en los pechos. Para evitar una postura inadecuada a la hora de mamar, haz que el bebé esté girado hacia ti, poniendo su cabeza y cuerpo en línea recta, sin que su cuello esté torcido.

Un pequeño truco o consejo cuando el bebé no suelta por si solo tu pezón, es que metas tu dedo meñique en la comisura de su boca con mucho cuidado para no causar daño al bebé o a tu pecho.

Si usas crema antigrietas, asegúrate de que sea compatible con la lactancia y póntela justo después de que termine de mamar el bebé.

Asimismo es mejor que le bebé no use el chupete en sus primeros días, hasta que notes que ha aprendido a mamar.

¿Alguna de vosotras ha sufrido grietas en el pecho a la hora de alimentar a su bebé? ¿Cómo lo habéis solucionado? Compartid vuestas experiencias con nosotros.

Leave A Response »