Embarazo: El último mes

ellabook 11/04/2013 0

Sólamente quedan cuatro semanas para que nazca tu bebé. Esta afirmación resulta ser la teoría, porque a partir del último mes de embaraza tu bebé puede llegar en cualquier momento.



Tienes que organizarte porque la cuenta atrás llega a su fin. Tus visitas al médico se volverán más frecuentes. Además cada vez notarás que estás más torpe y el mes te parecerá interminable. No notarás tanto a tu hijo porque apenas tiene sitio para moverse y todos tus pensamientos serán para él.

El objetivo de este mes es que el bebé alcance fuerza, gane tamaño y peso para prepararse para el parto y su vida ya en el exterior de tu útero. La preocupación por tu bebé se intensificará pero tienes que ser práctica y organizarte. En Ellabook, te damos toda la información que necesitas.

El bebé

En estas semanas el bebé se colocará para el momento del parto, por tanto, sobre la semana 37 el bebé debe estar encajado para dicho momento. Tu bebé puedes estar en posición cefálica, por lo que su cabeza desciende hasta la pelvis. Para la madre esta posición le permitirá respirar mejor y comer, pero, por el contrario, el útero estará más comprimido y sentirá más presión en la vejiga, así que acudirá más al baño.

Su cabecita ya tendrá pelo y sus sentidos están plenamente desarrollados. Cuando tu bebé nazca , la placenta se desprenderá del útero y el cordón umbilical dejará de hacer su función y los organos de tu bebé empezarán a adaptarse al exterior y no a la placenta cómo ocurría cuando estaba dentro de ti.

Cuando el bebé no se ha colocado en posición cefálica, durante este último mes, es posible que el parto acabe en cesárea.

La madre

En este último mes puedes sufrir bastantes calambres, sobre todo por la noche, bastará con masajear tus piernas para que este síntoma remita. Además puedes sufrir varices en tus piernas. Esto es debido a tu aumento de peso. La retención de líquidos, las hemorroides, las estrías y el insomnio también pueden aparecer.

En cuanto a las contracciones, seguirán apareciendo de forma irregular y empezarán a ser algo dolorosas, aunque no puedes confundirlas con las contracciones de parto que empiezan desde arriba del útero y se extienden por toda tu espalda, llegando hasta tu pelvis y el dolor cada vez será más intenso.

En cuanto a las relaciones íntimas con tu pareja, siguen siendo beneficiosas, siempre que elijáis una postura cómoda que no dañe al bebé. Pero tienes que tener en cuenta que, a partir de la eliminación del tapón mucoso, es preferible no mantener relaciones íntimas.

Es aconsejable seguir realizando ejercicio para fortalecer el corazón y evitar que tu azúcar suba, eso si, tienen que ser ejercicios ligeros y, por supuesto, sigue practicando los ejercicios de preparación al parto.

Por último, seguro que puedes sufrir el “síndrome del nido”. No se si has oido hablar de él, pero se trata de la ansiedad que surje en muchas madres por tenerlo todo organizado y preparado para la llegada del bebé y, gastan una gran energía en conseguir este objetivo. Pero… ¿qué necesitas de verdad? No te agobies, para ayudarte puedes guiarte por estos consejos que te damos en el artículo “El parto: Qué llevar al hospital” .

Durante este mes, tu médico te controlará más y debes comentarles todas tus dudas e inquietudes. Los tactos vaginales serán normales en este período y te harán pruebas como los análisis de orina cada 7-10 días por si la albúmina aparece en la orina. Esto indicará una mala función renal o bien es un síntoma que acompaña una infección urinaria.

El exudado vaginal será otra de las pruebas que te realizarán. Simplemente se trata de tomar una muestra del flujo vaginal para saber si eres portadora de la bacteria Streptococo agalacteae que se instala en la vagina y es peligrosa para tu pequeño. Si es tu caso, no te preocupes, te tratarán con antibióticos durante el parto.

Tus visitas a monitorización serán muy frecuentes durante este último mes de embarazo para registrar las contracciones uterinas y la frecuencia cardiaca de tu hijo.

El último paso es la rotura de aguas, las contracciones y la expulsión del tapón mucoso para saber que el momento ha llegado. Coge tu canastillas y ves al hospital porque tú bebé está a punto de nacer. Desde Ellabook sólo nos queda desearte ¡muchas felicidades!

A continuación podrás disfrutar de la última parte del documental de National Geographic “En el vientre materno”, que ilustra perfectamente las últimas semanas del bebé dentro de tí y su nacimiento.

Leave A Response »