Cabellos rebeldes: Cómo domarlos

ellabook 04/04/2013 0

Las melenas rizadas, los cabellos gruesos y los teñidos, más porosos por naturaleza, son los más vulnerables al efecto de la humedad del ambiente.



Cómo lavarlo

La clave está en mantener el pelo hidratado empleando una línea de champú y acondicionador nutritivo o de efecto reparador si es que tu melena requiere cuidados intensivos. Recuerda que cuánto más poroso esté el cabello (por la edad, la falta de hidratación, etc.), más fácilmente absorve la humedad. ¿Te lo notas seco y áspero al tacto? Repara los estragos con una mascarilla para cabellos castigados.

Cómo secarlo

Para evitar que el pelo se hinche nada más pisar la calle, no salgas de casa (ni te vayas a dormir) con el cabello mojado. Retira el exceso de humedad con una toalla y sécatelo a la temperatura más baja posible.

Peine: ¿cuál te viene al pelo?

Los fabricados en materiales naturales (madera, carey, etc.) son los más respetuosos con el pelo. Elígelos de púas anchas y separadas en caso de cabellos rizados.

Producto estrella

En el mercado, encontrarás multitud de productos de acabado (espumas, geles, lacas, etc.) de efecto “antifrizz”. Estas lociones suavizan la superficie del cabello a la vez que lo impermeabilizan del exterior.

Remedio de urgencia

No intentes acomodar los pelitos encrespados en forma de “halo” alrededor de la cabeza con laca (reseca aún más el cabello). Devuélvelos a su sitio usando un acondicionador sin aclarado o un poco de cera.

Remedios naturales

Una excelente loción, que fija el cabello y lo aísla de la humedad, es la que se obtiene hirviendo en medio litro de agua una cucharada de aceite de almendras y tres de lino. Filtra a los veinte minutos y viértelo en un frasco. Aplica sobre todo el largo del cabello como si se tratara de un acondicionador sin aclarado.

Leave A Response »